El coche eléctrico se va a convertir en los próximos años en toda una prueba para las fincas que en el momento de su construcción no tuvieron en cuenta, a todos los niveles, la posibilidad de que en el futuro surgiera la obligatoriedad por parte de la Unión Europea, de adaptar los edificios y aparcamientos, tanto públicos como privados, para posibilitar la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Hecho que, ésta ocurriendo ahora.

En estos días, la Unión Europea ha presentado un paquete de nuevas medidas de impulso para la energía limpia en el que, entre otros aspectos, encontramos la inclusión de puestos de recarga en los párkings de nuevas construcciones y la adaptación de los mismo en fincas viejas, o anteriores en su construcción a la implantación de esta normativa.

En algunos casos, puede ser verdaderamente complicada la instalación de estos puntos de recarga ya que dependiendo de la antigüedad de la vivienda, es posible que el vecino en concreto tenga que ver como el montaje de su punto de recarga, se deba realizar desde un quinto piso, por ejemplo, hasta un parking en el subterráneo. Se cree que en casos donde el contador esté instalado dentro de la vivienda, como en los pisos de fincas con cierta edad, la dificultad técnica para la puesta en marcha de los puntos de recarga y el coste aumentarán considerablemente.

La Unión Europea ha puesto como fecha límite para el cumplimiento de esta nueva normativa, enero de 2021. Todo apunta que, debido a la necesidad burocrática existente para la aprobación de las directivas para el caso y que el programa europeo establece medidas hasta el año 2030, todo se alargue al menos durante una década de aquí en adelante.

Como es habitual, las ayudas públicas serán determinantes para la toma de decisiones en las futuras reuniones de comunidad. En España, comunidades autónomas como la de Cataluña ya han mostrado su interés en éste tipo de tecnología de electromovildad , y el año pasado financió el 75% de cada punto de recarga con un máximo de inversión de 1000€ en cada caso.